En este artículo analizamos los principios de la dieta a prueba de balas. Según su creador la mejor dieta para perder peso y mejorar el rendimiento intelectual. El creador de esta dieta es un multimillonario americano, que afirma haber invertido más de 15 años y 300.000 dólares en descifrar los secretos de su método. David Asprey, que así se llama, afirma haber perdido 45 kilos, incrementado su cociente intelectual en 20 puntos; conseguido descansar mejor en menos horas y rejuvenecer, ahí es nada!!… Y todo esto durmiendo menos de 5 horas al día y sin hacer ejercicio, parece un chollo NO?

En qué consiste la dieta a prueba de balas (bulletproof diet)

La dieta bulletproof comparte bases con la dieta paleo, las hiperproteicas, las dietas bajas en hidratos de carbono e incluso con las veganas. Su objetivo es reducir toxinas e inflamación. Pero al igual que las dietas con alto contenido en proteínas genera daño renal, según un estudio de la Universidad de Granada. La dieta a prueba de balas se basa en un alto consumo de grasas saturadas como la mantequilla de vaca de pasto, aceite de coco, aguacate o aceite MTC como fuente de energía y para favorecer la quema de los depósitos de grasa por mecanismos de cetosis.

ABC de la dieta a prueba de balas

La dieta a prueba de balas, propone que el 50-60 % de calorías de la dieta provengan de grasas saludables,  el 20 % de proteínas y el resto de las verduras. Café a prueba de balas. Bullet proof Diet El desayuno es exclusivamente un café ecológico con mantequilla de vacas ecológicas y aceite de coco ecológico, que por cierto se vende en su web. Sólo permite comer entre las 14:00 y las 20:00 horas, dejando un período de ayuno de 18h.   Al igual que la Dieta Coherente, la dieta aprueba de balas, propone reducir al máximo la ingesta de: aceites refinados, aceites omega-6 (maíz, soja, canola), aceites omega-3 inestables (lino, cacahuete, nogal), azúcar, miel, agave, jarabe de maíz alto en fructosa, edulcorantes, zumos de frutas, bebidas deportivas, aditivos (glutamato, colorantes artificiales). Propone, el consumo de hortalizas frescas, de temporada y ecológicas por su menor contenido en pesticidas y fertilizantes (espárragos, Kale, espinacas) y de 2 piezas de fruta al día, preferentemente frutos rojos y fruta poco dulce. A diferencia de nuestro método elimina, en TODAS LAS PERSONAS el gluten, lo cual es un error, pues puede favorecer una intolerancia secundaria al gluten al erradicarlo de la dieta de las personas. En caso de una persona celíaca, puede retrasar el diagnóstico, con un falso negativo en el análisis de anticuerpos. [bctt tweet=»Eliminar el gluten de la dieta puede retrasar el diagnóstico de la enfermedad celíaca» username=»Dietacoherente»] Tampoco permite comer legumbres, lo cual no nos parece acertado, pues son fuente de proteína vegetal de gran calidad. Su contenido en lectinas se inactiva al ponerlas a remojo y cocinarlas, por lo que no vemos necesario prohibirlas. En Dieta Coherente recomendamos consumir los edulcorantes con moderación, pues también ejercen un efecto sobre la insulina, el aumento de peso y de grasa corporal. Según Asprey, hay que evitarlos. La dieta a prueba de balas promulga las bondades de la grasa saturada procedente del aceite de coco y de vacas ecológicas alimentadas con pasto (yogur entero, leche entera, mantequilla, manteca). Permite la carne de res, cordero, bisonte, cerdo, pollo, pavo, pato, pescado, marisco y huevos. Esta dieta recomienda incluir tomillo y romero fresco en los platos pero evitar las mezclas de especias por su posible contenido de micotoxinas.

Diferencias dieta bulletproof y dieta Paleo

Tanto la dieta a prueba de balas como la dieta Paleo, no son alternativas saludables para retrasar el envejecimiento según el reciente estudio de la Universidad de Sydney. El exceso de proteínas disminuye la hormona hepática FGF21 (Fibroblast Growth Factor), que reduce las defensas y aumenta el riesgo de diabetes y cáncer. Pero en este artículo analizaremos sus postulados, para que te hagas una idea global. Asprey argumenta que su dieta es la mejor para vivir más años y que supera a la dieta Paleo, porque no aporta toxinas como las lectinas y las micotoxinas:

Lectinas

Las lectinas de las legumbres, granos, patatas y pimientos son un sistema de defensa contra microorganismos, plagas e insectos. Permiten que la semilla permanezca intacta al pasar por el sistema digestivo de los animales, para su dispersión posterior. Cuando las lectinas dañan la pared intestinal pueden provocar una respuesta del sistema inmunológico en general, consiguiendo con ello que las defensas del cuerpo se movilicen para atacar a los invasores. Los síntomas pueden ir desde erupciones en la piel, dolor en las articulaciones e inflamación en general. La buena noticia es que se estos componentes “antinutriente” de las legumbres se desactivan mediante el remojo de al menos 12 horas y posterior cocinado en olla exprés. Otra alternativa con menor cantidad de lectinas es tomar las legumbres germinadas (brotes) o la soja fermentada (tofu, miso, natto y tamari). 

Micotoxinas

La dieta paleo aporta gran cantidad de micotoxinas, procedentes de granos, frutos secos o semillas que no han sido correctamente almacenadas. Las esporas de hongos crecen en un ambiento húmedo y caliente y a alta concentración generan toxicidad a nivel neurológico. Se han encontrado cantidades importantes en chocolate, frutos secos, café, queso, carnes procesadas y en general en alimentos procesados.

Tipos de grasa recomendada en la dieta a prueba de balas

Existen varios ácidos grasos saturados que se convierten a cetonas y son fuente de energía en el cerebro, con independencia de los hidratos de carbono: El ácido caproico o hexaenoico (C6H12O2) tiene mal sabor y digestibilidad. El ácido caprílico (C8H16O2) normalmente tiene un sabor y olor intenso, que recuerda al de cabra. El ácido caprílico (C8) se encuentra en el aceite de coco (en un 6%), palma, mantequilla y leche materna. Facilita la cetosis y la quema de los depósitos de grasa. Mejora el equilibrio entre bacterias y candidas, aliviando los síntomas de hinchazón abdominal, síndrome de intestino irritable, altibajos emocionales, hipertensión. Parece que el mecanismo de acción es la supresión de la interleukina 8. El ácido cáprico (C10H20O2) se puede encontrar en leche de vaca, leche materna, aceite de coco (en un 9%) y de palma; tiene un sabor más cremoso pero una conversión en energía menos eficiente que el caprílico. Mejora el colesterol HDL y reduce el LDL, tiene propiedades antimicrobianas, reduce el porcentaje de grasa corporal y aumenta la masa magra. El ácido láurico (C12H24O2) debería clasificarse dentro de los triglicéridos de cadena larga. Existen en el mercado distintos aceites, el mejor es el biológico. El aceite de coco proporciona 3 ácidos grasos: caprílico , cáprico ,  láurico. El aceite MCT (Medium Chain Triglicerydes o triglicéridos de cadena media) se compone de cáprico  y caprílico, en una proporción 6 veces superior al aceite de coco. Es muy saciante, es utilizado como combustible rápido a nivel hepático, lo que favorece la termogénesis.  Favorece que el cuerpo entre en cetosis.  En la web de la dieta a prueba de balas, lo venden a 35€ el litro. El aceite XCT (Xtra MCT Oil) es una mezcla de aceite virgen de coco orgánico que se vende en la web de la dieta a prueba de balas. Contiene 6 veces más MCT que el aceite de coco estándar, aporta sólo cáprico y caprílico. Es líquido a temperatura ambiente y no necesita nevera. Parece que mejora el rendimiento intelectual y la digestión, pero no hemos encontrado ninguna evidencia científica sobre estas afirmaciones. El ghee o usli ghee es una especie de mantequilla clarificada que se emplea frecuentemente en la cocina de India y Paquistaní. El aceite Brain Octane está desodorizado y no tiene sabor, por lo que lo presentan como el más adecuado para potenciar al máximo tu rendimiento intelectual y tu energía. Es 100% ácido caprílico  y 18 veces más concentrado que el aceite de coco. La web avisa que puede generar diarrea!, que se aumente la dosis de forma gradual y que se puede añadir a sopas, smoothies, salsas…

Ejercicio en la dieta a prueba de balas

Del mismo modo que Dieta Coherente, Asprey se decanta por entrenamiento de intervalos de alta intensidad: para activar el metabolismo y la quema de los depósitos de grasa. Comete la imprudencia de no recomendar ejercicio aeróbico o cardiovascular, que también es importante en un estilo de vida saludable.

Conclusión

La dieta a prueba de balas propone tomar sólo el «café engrasado» de desayuno y no comer nada hasta las 14:00 h. La cena debe ser antes de las 20:00 para dejar un ayuno de 18 horas. Busca el efecto del ayuno intermitente. La restriccion calórica tiene beneficios en personas con sobrepeso como en todas las dietas ligeramente hipocalóricas, por lo que no aporta nada especial. Y de cara a la vida social y familiar complica bastante la logística. Si las dietas hiperproteicas reducen la hormona FGF21 y favorecen el envejecimiento prematuro, lo ideal sería una dieta que aumente su nivel y que ayude a alcanzar el peso ideal y a mejorar el perfil lipídico, como la Dieta Coherente. En lugar de atiborrarse a grasas saturadas y caras, como propone Asprey (aunque el coco ya no es tan malo como se pensaba), podemos estimular la hormona FG21 con una alimentación moderada en proteínas y rica en ácidos grasos omega -3, procedente del pescado azul (salmón, atún, arenques, sardinas) o de las algas. Porque las fuentes vegetales (lino y chía) no se asimilan de forma eficiente.

Síguenos a través de las Redes Sociales como Facebook, Twitter, Pinterest, Instagram, nuestro Canal de Youtube, o puedes bajarte gratis nuestra app a tu móvil.

Qué opinión te sugiere la dieta a prueba de balas?. DÉJANOS UN COMENTARIO

banner marzo
Apúntate al reto 2020 !!