Las legumbres o leguminosas son plantas que se caracterizan por tener sus frutos dentro de vainas. La alergia a las legumbres es más frecuente en la población infantil que en la adulta. En España la alergia a las legumbres si sitúa en el quinto puesto de las alergias alimentarias infantiles y en el séptimo de las alergias alimentarias en adultos. Tiene una mayor incidencia en niños que en niñas.

En la población infantil española con alergia a las legumbres, la lenteja es la responsable de la mayoría de las reacciones alérgicas (78%), seguida del garbanzo (72%) y del cacahuete (33%).

La mayoría de las personas alérgicas a un tipo de legumbre no son alérgicos a otras clases, aunque 1 de cada 20 sí lo son. Algunas veces, una persona con una alergia a las leguminosas también pueden demostrar sensibilidad a algunas frutas y verduras. Sin embargo, la mayoría de los pacientes con sensibilidad a las legumbres puede comer todo tipo de frutas y verduras.

Si tienes alergia a las legumbres, sigue estos consejos y recomendaciones para poder seguir una dieta saludable y sin reacciones adversas.

También hay que tener en cuenta que las legumbres también se emplean en la industria alimentaria como espesantes y establizantes (Goma arábiga E-414, Traganto E-413, Goma Guar E-412, Algarrobo o Goma Garrofín E-410). También podemos encontrar una legumbre en algún medicamento, fórmula magistral o producto sanitario como el Bálsamo de Perú.

Legumbres más consumidas en España

Alergia a las legumbres. Tabla con las legumbres más consumidas.

Síntomas de alergia a las legumbres

Las manifestaciones clínicas de a reacción alérgica son similares para todas las legumbres:

  • Síndrome de alergia oral
  • Urticaria
  • Angioedema
  • Crisis asmática
  • Anafilaxia

Producen distintas reacciones dependiendo que sean frescas o secas. Por ejemplo la judía madura es rica en albúmina, mientras que las judías verdes y los guisantes carecen de esta proteína.

Reactividad cruzada entre legumbres y otros alergenos

Alergia a las legumbres. Alergenos de legumbres implicados en la reactividad cruzada

Efecto del cocinado sobre la alergia a las legumbres

Aunque el cocinado y el tratamiento con calor modifica la estructura proteica de muchos alimentos vegetales y puede disminuir sus efectos alergénicos, las legumbres son muy resistentes a estos procesos.

Las legumbres resisten la desnaturalización térmica, química y proteolítica. Los alergenos de las legumbres son termorresistentes, es decir, resisten las altas temperaturas.

Un caso curioso es el del cacahuete tostado, 90 veces más alergénico que el crudo y además sufre menos degradación por parte de las enzimas proteasas a nivel digestivo.

 

Otras alergias e intolerancias

Qué te ha parecido este post sobre alergia a las legumbres?. Si quieres estar al día con nuestros consejos síguenos en  FacebookTwitterPinterest, o en nuestro canal de Youtube.