Para cuidar la salud y el peso el único camino es seguir una dieta sana, variada y equilibrada. Es importante saber seleccionar los alimentos y la publicidad juega un papel muy importante cuando dice que un alimento es muy rico en fibra, light, 0% grasa, 0% azúcar o que contiene vitaminas. Pero hay alimentos que no son tan sanos como parecen, por ello es importante que te tomes un tiempo para leer el etiquetado y tomar una decisión con la mayor información posible.

Hay alimentos que no son tan sanos como parecen. Descúbrelos en este post.

Alimentos que no son tan sanos como parecen

1. Barritas de cereales

Es frecuente recurrir a las barritas energéticas como tentempié ocasional. Se anuncian tanto para personas que quieren adelgazar como para deportistas. Si bien es cierto que contienen mucha fibra, y son ricas en grasas favorables por los frutos secos, también es cierto que contienen un alto contenido en azúcar, jarabe de maíz alto en fructosa, aceite de palma, grasas saturadas y trans, además de colorantes y otros aditivos.

2. Cereales de desayuno

Hay que prestar atención al contenido de azúcar y a las calorías. Muchos de ellos se presentan como sanos y ligeros pero tienen una alta cantidad de azúcares añadidos. Algunos cereales contienen 25g de azúcar por 100g de producto.

3. Tortitas de arroz

Otro de los alimentos que no son tan sanos como parecen. Contienen bastante sal, grasas trans y saborizantes.  Además no sacian el apetito porque son mayormente hidratos de carbono de absorción rápida por lo que al poco tiempo de comerlas volverás a sentir hambre.

Además algunos estudios independientes han sugerido que tienen un contenido de arsénico preocupante.

4. Bebidas vegetales

Son la alternativa a la leche de vaca para las personas con intolerancia a la lactosa o alergia a las proteínas de vaca. Estas bebidas vegetales contienen sólo un 20% del elemento vegetal, el 80% es agua, aceites de soja o girasol y azúcar añadido.

Puedes elaborarlas en casa siguiendo estas recetas de bebidas vegetales caseras.

5. Zumos de frutas

Si pensabas que tomarte un vaso de zumo de fruta envasado te estaba aportando vitaminas y era un alimento saludable, tengo que decirte que no. Los zumos envasados contienen sólo un 20% de zumo natural, lo demás es agua con azúcar o edulcorantes, colorantes, saborizantes y aditivos.

Si te haces el zumo en casa, recuerda tomarlo con pulpa y tomar algo de proteína para mantener equilibrados los niveles de insulina. . El azúcar del zumo (fructosa) se absorbe más rápidamente que el una pieza de fruta provocando un rápido aumento de insulina que favorece el apetito y el incremento de peso y de grasa corporal.

6. Vinagre de Módena

El original se deja macerar en barricas al menos durante 12 años, en cambio el industrial no tiene nada que ver con ese proceso y contiene muchos azúcares. Si te fijas en la etiqueta encontrarás jarabe de glucosa y lactosa entre otros.

Alternativas más saludables son el vinagre de vino, de manzana o el zumo de limón.

7. Yogures

Los bajos en grasa contienen jarabe de maíz, azúcar y almidón. Si son edulcorados, también tienen efecto a nivel de  insulina.

Los que tienen fruta añadida, tienen un alto contenido de azúcar recubriendo los trozos.

8. Pan de molde integral o de cereales

Tanto el pan integral como multicereales que encontramos envasados en el supermercado, contienen un alto contenido de aceites hidrogenados, endulzantes artificiales, jarabe de maíz, conservantes y en muchos casos colorantes.

El pan blanco sería el menos sano de todos porque está elaborado con harinas refinadas, en las cuales sólo queda el almidón del cereal original, habiéndose perdido la fibra y las vitaminas.

El pan integral en cambio, conserva el grano completo. En la etiqueta debe aparecer que está elaborado con harina de trigo o de otro cereal integral.

Siempre es mejor alternativa el pan integral de panadería o el hecho en casa con una buena harina.

9. Azúcar moreno

La gran mayoría es azúcar blanco refinado que ha sido oscurecido con melaza, por tanto sus propiedades son las mismas que las del azúcar blanco. Por lo tanto, el aporte de nutrientes como minerales y vitaminas también es muy bajo.

10. Productos light y 0%

Para que un producto sea light debe tener un 30% menos de calorías que un producto normal. Si el normal es muy calórico, el light también puede serlo.

Con respecto a los productos 0%, no implica que sean 0 calorías, 0 grasas o 0 azúcar:

  • 0% calorías: menos de 5 calorías/ración.
  • 0% grasas: menos de 5 g de grasa/ración.
  • 0% azúcar: menos de 0,5 g de azúcar/ración.
  • 0% sodio o libre de sodio: menos de 5 mg de sodio/ración.
  • 0% grasas trans: menos de 0,5 g de grasas trans/ración.
  • 0% colesterol o sin colesterol: menos de 2 mg de colesterol/ración.

Ten en cuenta que siempre se considera candidad de ración y en algunos alimentos ésta es muy pequeña. Mejor comparar dos productos por 100 g y reflexionar, cómo de grande es la porción que sueles comer.

Con toda esta información ya estás list@ para saber qué alimentos debes evitar tanto para perder peso como para llevar una dieta saludable.

Síguenos a través de las Redes Sociales como FacebookTwitterPinterestInstagramnuestro Canal de Youtubeo puedes bajarte gratis nuestra app a tu móvil.