En este artículo te propongo 50 consejos para activar el metabolismo y sentirte con más vitalidad, energía y ayudarte a alcanzar y mantener tu peso ideal.

Los he dividido por áreas, relacionados con la comida, trucos para activar el metabolismo relacionados con el ejercicio y otros consejos.

Con estos 50 consejos para activar el metabolismo puedes alcanzar tus metas de pérdida de peso.

Qué es el metabolismo

El metabolismo es el conjunto de reacciones bioquímicas que permiten realizar las funciones vitales como respirar, mantener la temperatura corporal, realizar la digestión, absorber los nutrientes y eliminar las sustancias de desecho, practicar ejercicio físico, etc.

Se dice que el metabolismo es lento cuándo a pesar de hacer ejercicio de forma regular y alimentarse de forma equilibrada, no se alcanza el objetivo de peso y de grasa corporal.

Las mujeres tenemos un metabolismo más lento que los hombres pues tenemos una menor masa muscular y un mayor porcentaje de grasa corporal.

Activar el metabolismo comiendo mejor

1.-Haz 5 comidas al día para regular la insulina

Saltarse alguna comida favorece la resistencia a la insulina, el aumento de peso y del porcentaje de grasa. Además descompensa el apetito, haciendo que comas más de la cuenta.

2.-Rutina, sí

Tu metabolismo adora la rutina, necesita saber cuándo va a recibir alimentos para realizar sus funciones. Si comes más o menos a la misma hora cada día, tu reloj biológico funcionará de forma óptima.

Los horarios caóticos favorecen un metabolismo lento o ahorrador o el denominado “efecto esponja”, como tu organismo interpreta que no va a recibir las calorías necesarias, tiende a transformar en grasa los alimentos que ingieres para hacer “hucha”. Además echa un candado a los depósitosde grasa, evitando que se quemen, aunque hagas deporte.

3.-Comer a partir de las 15:00 engorda

La cronobiología ha demostrado que comer después de las 15:00 h o después de las 21:00 favorece el sobrepeso y un mayor porcentaje de grasa corporal.

4.-No a las dietas muy hipocalóricas

pasar hambre te engorda, si consumes menos de 1200 Kcal al día, tu metabolismo se ralentiza y estos cambios se mantienen en el tiempo, aunque dejes esta dieta. Es decir, “las dietas muy hipocalóricas hipotecan tu metabolismo”.

5.-No te saltes el desayuno

El propio nombre lo dice, DES-AYUNO. Rompe el ayuno nocturno y consigue activar el metabolismo desde primera hora de la mañana.

Saltarse el desayuno reduce el gasto metabólico un 10% y además favorece un mayor apetito a lo largo del día.

Es un mito nutricional que entrenar en ayunas adelgaza o hace que quemes más grasa. Esta práctica favorece el aumento de radicales libres y el envejecimiento prematuro.

6.-Incluye proteína en tu desayuno

Mientras duermes el metabolismo está en modo reposo, para activarlo debes incluir un almuerzo con algo de proteína para favorecer el equilibrio de la glucemia y de la hormona insulina.

Incorpora a tus tostadas huevo, salmón, fiambre magro, queso fresco para activar el metabolismo.

7.-Incluye proteína en tus tentempiés

La proteína favorece la secreción de glucagón, la hormona contraria a la insulina. Por lo que te ayudará a activar tu metabolismo y a mantener a raya tu apetito.

8.-Añade vegetales y hortalizas a tus platos

Incorpora vegetales y hortalizas a tus platos de pasta, arroz, incluso a tus huevos, pues se ha demostrado una asociación con un menor porcentaje de grasa corporal y una mayor saciedad por su contenido en fibra.

9.-Activa tu microbiota con fibra soluble

Si en tu dieta incorporas fruta y verdura fresca y de temporada, facilitas la actividad de la microbiota o flora intestinal. Estos alimentos son ricos en fibra soluble de gran actividad prebiótica (el alimento de los probióticos).

10.-Aumenta el consumo de grasa insaturada

Para activar el metabolismo es necesario incluir en cada comida una pequeña porción de grasa insaturada como aceite de oliva, frutos secos, semillas, aguacate o omega-3. De este modo se reduce la tendencia a transformar todo lo que comes en tejido graso.

11.-Asocia grasa insaturada con fibra

Si incluyes en la misma comida grasa insaturada junto a un alimento rico en fibra, se potencia la sensación de saciedad y el equilibrio hormonal.

12.-No añadas azúcar ni edulcorantes

El paladar puede educarse. Si quieres activar el metabolismo y recuperar la sensibilidad a la insulina, vete reduciendo la cantidad de dulce que incorporas a tus cafés, tés o infusiones. Si haces una receta, incorpora un 80% del azúcar propuesto, verás qué rápido te adaptas.

13.-No a los zumos

Un zumo de manzana comercial, contiene el doble de azúcar y siete veces menos fibra que la manzana. El cerebro no computa los azúcares en forma líquida como alimento ni tienen efecto sobre la saciedad. De hecho calmar la sed con zumos o refrescos favorece un menor consumo de agua, porque le paladar reclama bebidas más dulces.

Incluso un zumo de naranja natural no es la mejor opción, pues al retirarle la fibra, sube su índice glucémico, libera la fructosa a sangre más rápido y activa más la insulina, reduciendo el metabolismo de los hidratos de carbono y favoreciendo un mayor acúmulo de calorías en forma de grasa.

14.-Mas omega-3

Los ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA) regulan la velocidad del metabolismo, el sistema inmune y el potencial de luchar contra la inflamación. Lo ideal sería consumir más pescado crudo o marinado, pues al cocinar el pescado se pierde mucho omega-3. Las fuentes vegetales (frutos secos, lino y chia) casi no se asimilan.

La mejor alternativa es tomar un suplementos de omega-3, para reducir la resistencia a la insulina y a la leptina y conseguir activar el metabolismo.

15.-Más yodo

El yodo está presente en las algas, pescado y marisco, brócoli, ajo y cebolla.  Este mineral favorece la actividad de la glándula tiroides, que es como el director de orquesta del metabolismo.

16.-Llena tu nevera con producto fresco

Una buena idea es tener siempre en la nevera verdura y fruta fresca y de temporada; y proteína saludable como fiambres magros, huevos, pechuga de pollo en filetes, salmón ahumado, humus de garbanzo, etc.

17.-Llena tu congelador con alternativas saludables

Cuándo vayas a la compra trae pescado congelado porque es de muy buena calidad y te permite incluir tres veces por semana al menos pescado en tus menús.

Trae también menestra o saltos de verdura congelados para montar una guarnición en un periquete.

Las bayas congeladas son una fantástica opción para gozar de sus propiedades todo el año.

18.-Haz tu despensa smart

Incluye en tu despensa legumbres secas, pasta y arroz integral, frutos secos y semillas. Verdura en tarro y conservas de pescado y marisco para organizar una comida o cena sin apenas esfuerzo.

19.-Cocina más

Diversos estudios indican que al comer fuera es más probable que consumas más Kcalorías y azúcar que afectará a tu regulación hormonal y no te ayudará a activar el metabolismo.

20.-Pídele a los reyes una olla expres

Este tipo de ollas permiten cocinar en tiempo record y con una gran calidad nutricional.

21.-Planta un semillero

Prueba nuevos sabores en tus platos con plantas aromáticas de tu propia cosecha. Albahaca, orégano, tomillo, perejil, cilantro, etc.

Activan la salibación y mejoran la calidad de la digestión.

22.-Especias para activar tu metabolismo

Incluye en tus comidas especias que activan el metabolismo como cúrcuma, jengibre, chile o cayena. Activan la quema de los depósitos de grasa y tienen también propiedades antiinflamatorias y termogénicas.

23.-Platos calientes

Al igual que las especias termogénicas, elevan la temperatura corporal favoreciendo una mayor quema de calorías y de grasas.

24.-El color de los platos condiciona la ingesta

Según varias investigaciones si comes en platos de color diferente a la comida que contienen, el contraste hará que coma menos. Es decir si sirves la pizza en un plato marrón es probable que comas más.

25.-Evita las tentaciones

Para evitar el riesgo de sucumbir ante la tentación, procura no tener en casa comida rápida, ultraprocesada, galletas, bollería, helados, snacks salados, etc.

Estos alimentos bloquean tu metabolismo, haciendo que tu cuerpo almacene todas las calorías en forma de grasa y que no te deje quemar los depósitos de grasa localizada o la grasa que recubre las vísceras.

26.-Mete en la nevera las sobras

En cuánto hayas comido la porción que te has servido, guarda en la nevera las sobras, por motivos de higiene y para evitar verla. Los expertos recomiendan sacar de la vista los alimentos más tentadores para evitar repetir sin apetito o sin necesidad.

27.-Cocina doble y congela

Para ahorrar tiempo y evitar improvisar y saltarse comidas, es muy recomendable aprovechar el fin de semana, cuándo tenemos más tiempo para cocinar en cantidad para dividir en raciones que puedes congelar hasta el día que las vayas a consumir.

28.-Come despacio para activar las “hormonas cortahambre”

Comer despacio, activa el efecto de las hormonas que regulan la sobre ingesta (glucagon like peptide 1 y polipéptido YY).

29.- Mastica, mastica y mastica

Masticar al menos 4 veces cada bocado favorece un mejor aprovechamiento de los nutrientes y también te ayudará a activar el metabolismo y la saciedad.

30.-Té verde y café

Te ayudan a tonificar el metabolismo, siempre que no te excedas de las 2-3 tazas recomendadas al día, por su aporte de cafeína (no se debe sobrepasar los 400 mg/día).

31.-Incorpora canela a infusiones y postres

La canela ayuda a regular el metabolismo de la glucosa y mejora la sensibilidad a la insulina.

32.-Mindfullness

Además de prestar atención a lo que comes es conveniente que recuerdes a posteriori que has realizado una comida hormonalmente correcta, parece que tu cerebro, es más probable que sienta saciedad y mantenga activo tu metabolismo si tus pensamientos sobre tus hábitos alimentarios son positivos.

Síguenos a través de las Redes Sociales comFacebookTwitterPinterestGoogle +Instagram, nuestro Canal de Youtube, o puedes bajarte gratis nuestra app a tu móvil.

Qué te han parecido este artículo? DÉJANOS UN COMENTARIO.