Tu cabello como cualquier otra parte del cuerpo necesita proteínas, grasas, minerales y vitaminas para conservarse en buen estado. En este artículo repasamos varios trucos para frenar la caída del cabello, hidratarlo y fortalecerlo.

Trucos para frenar la caída del cabello, hidratarlo y fortalecerlo a través de la alimentación.

Trucos para frenar la caída del cabello

La caída capilar está relacionada con la alimentación ya que gran parte de la estructura del cabello está compuesta por proteínas. De hecho, una dieta hipocalórica o hipoproteica, el seguimiento de ayunos o una dieta vegana no supervisada por un nutricionista, favorecen la caída del cabello.

En dietas vegetarianas  y veganas es conveniente incluir proteínas de origen vegetal como las legumbres y derivados de la soja como tofu, tempeh, etc.

Dormir al menos 7 horas, seguir un estilo de vida activo y beber al menos 1,5 litros de agua, favorecen un pelo más fuerte y frenan la caída.

Por qué se cae el pelo

Tu cabello debe crecer aproximadamente 1 cm cada mes, pero cuándo notas que está más débil o necesitas frenar la caída del cabello, debes prestar atención a si se cumple alguno de estos factores:

  • Carencia de hierro: puede estar causada por menstruaciones abundantes que provocan anemia.
  • Desarreglos hormonales: endometriosis, síndrome ovario poliquístico, elevación dihidrotestosterona o quistes ováricos.
  • Tintes o alisados agresivos: el abuso de determinadas técnicas puede debilitar tu cabello.
  •  Estrés, insomnio o una época de bajón, también pueden afectar a la fortaleza de tu cabello.

Nutrientes anticaída

  • Vitaminas del grupo B: mejoran la fortaleza, el brillo y retrasan la aparición de las canas, pues favorecen la formación de hemoglobina, responsable del transporte de oxígeno a todas las células, por lo que el folículo pilosos estará más oxigenado y se producirá más melanina. Es conveniente reforzar tu alimentación con arroz y cereales integrales, legumbres, frutos secos, verdura de hoja verde, yema de huevo y levadura de cerveza.
  • Biotina: también conocida como vitamina B7, es un nutriente fundamental para el anclaje del folículo piloso al cuero cabelludo. Está presente en el huevo.
  • Ácido fólico: también conocida como vitamina B9, está presente en los cítricos, kiwi, espárragos, remolacha, legumbres, espinacas y, en general, en las verduras de hoja verde. 
  • Las vitaminas B6 y B12 mejoran la oxigenación del cuero cabelludo y favorecen la regeneración de las células del folículo piloso.
  • Vitamina A: favorece la secreción de sebo, que hidrata y nutre el cuero cabelludo, además acondiciona el cabello de forma natural. Retrasa los signos del envejecimiento capilar como los demás antioxidantes. Está presente en el hígado, la zanahoria, los huevos o el queso. Ayuda a que el pelo crezca vigoroso.
  • Vitamina C: es antioxidante como la vitamina A y también favorece la secreción de sebo y la formación de colágeno. Además, favorece la circulación y fortalece las paredes de los capilares, por lo que llega más sangre al folículo piloso. Está presente en el kiwi, cítricos, guayaba, grosella, lichi, tomate y pimientos crudos.
  • Zinc: ostras, germen y salvado de trigo, pipas de calabaza, piñones, alga nori, frutos secos…
  • Selenio: frena la caída y la aparición de las canas. Está presente en la leche de coco, pescado, marisco, frutos secos y semillas.
  • Hierro: es muy importante a nivel de prevención y tratamiento de la caída y de las canas, pues favorece la formación de melanina: verduras de hoja verde, moluscos, legumbres, carne roja.
  • Ácidos grasos omega-3: aportan elasticidad y nutrición a tu melena. Están presentes en el pescado azul, el lino y la chía.
  • Sílice: favorece la síntesis de colágeno y de elastina, fortalece las paredes vasculares y la oxigenación del bulbo piloso, estimula el metabolismo celular y retrasa el envejecimiento de la fibra capilar y la aparición de las canas. Recuerda tomar un té cada día, cereales integrales, fruta y verdura fresca y de temporada.

Top 10 alimentos para un pelo fuerte

Salmón

El pescado azul y blanco y concretamente el salmón, sardinas o la merluza son ricos en proteínas, B12 y magnesio que contribuye al crecimiento capilar. Además el salmón aporta ácidos grasos omega-3 que hidrata y aporta fortaleza al cabello

Huevos
Aportan proteínas de alto valor biolótico, biotina, vitamina B12, hierro, zinc y ácidos grasos omega-6. Los déficits de estos nutrientes favorecen un pelo de peor calidad, fino y con propensión a la caída.

Pollo y pavo
Suponen una fuente de proteína perfecta para fortalecer la calidad del cabello.

Frutas, hortalizas y verduras frescas y de temporada
Las espinacas aportan hierro y vitaminas del grupo B, en concreto el ácido fólico y betacarotenos, que regulan la secreción sebácea y la nutrición del cuero cabelludo.

La calabaza, la zanahoria y los pimientos aportan vitamina A, que contribuye a mantener el pelo sano, fuerte, con volumen y brillante.

Las acelgas y crucíferas, aportan hierro y micronutrientes como vitamina A, C, B y K, calcio y potasio.

El consumo de vitamina C presente en tomate, kiwi y cítricos, favorece la síntesis de colágeno.

Ternera
Comer carne roja dos veces por semana te va a ayudar a mantener la salud de tu cabello. No sólo tiene proteína, también vitaminas del complejo B, hierro y zinc, minerales importantes para un pelo sano.

Frutos secos

Las nueces contienen grasas poliinsaturadas que estimulan el crecimiento de la elastina de la fibra capilar. La carencia de omega-3 favorece  un cabello más frágil y con tendencia a la caída.  Los frutos secos contienen zinc, selenio y vitaminas del grupo B.

Las almendras contienen magnesio que activa muchas reacciones enzimáticas implicadas en la salud del cabello y uñas.

Legumbres
Las legumbres contienen proteínas de origen vegetal, hierro, zinc y biotina.

Cereales integrales
Son tus aliados para frenar la caída del cabello, ya que están cargados de vitaminas y minerales como el zinc, hierro y vitaminas del grupo B.

Pscado azul, algas y moluscos
Aportan ácidos grasos omega-3 y minerales como el cobre, selenio y zinc, importante para la síntesis de la melanina del pelo y para frenar la caída del cabello.

Lácteos enteros

Está demostrado que el consumo de lácteos enteros no aumenta el riesgo de obesidad. Por su contenido en vitaminas B5 y D aportan salud al folículo piloso y mejoran su anclaje al cuero cabelludo.

Recuerda incluir en tu dieta estos alimentos para frenar la caida del cabello, Síguenos a través de nuestras RRSS,  FacebookTwitterPinterestInstagram o nuestro Canal de Youtube para recibir todos nuestros consejos.