En este artículo vamos a explorar las diferencias entre gastritis y dispepsia, dos patologías que se dan juntas con frecuencia y comparten síntomas, por lo que a veces se retrasa su diagnóstico. Te daré las pautas de la dieta para gastritits, que como es de fácil digestión, te ayudará a mejorar todos los síntomas asociados a la gastritis, digestión lenta, dolor y/o gases o dispepsia.

Dieta para gastritis. Evita los gases y el dolor con una dieta sana. Dieta Fodmap

Qué es la gastritis | Diferencias entre gastritis y úlcera

La gastritis es una inflamación de la mucosa del estómago. La mucosa protege de la acidez de los jugos gástricos. La gastritis suele provocar molestias después de comer. Puede producirse por varias causas, el abuso de antiinflamatorios o alcohol, tabaquismo, infección por la Helicobacter pylori, alimentación desequilibrada…

Una úlcera gástrica es una enfermedad en la que intervienen la secreción ácida del estómago, el estrés y/o  la bacteria Helicobacter pylori que no deja cicatrizar la lesión. La úlcera se localiza preferentemente en la zona antral o en la curvatura mayor del estómago (úlcera gástrica o péptica). Si se localiza en el duodeno se denomina úlcera gastroduodenal. En ambas, el síntoma principal suele ser el dolor con el estómago vacío, aunque la úlcera gástrica suele generar más molestias al comer. Impide que salga la comida por ello se produce distensión abdominal, náuseas o vómitos después de comer.

La úlcera esofágica (esofagitis) cursa con dolor al tragar o acostarse.

Diferencias entre gastritis y dispepsia

La dispepsia cursa con dolor o molestias en el abdomen superior, quemazón, sensación de plenitud temprana después de comer, aunque en ocasiones la sintomatología comienza por la mañana y el individuo se encuentra todo el día “inflado”. Se estima que afecta al 30% de la población. Aunque estos síntomas pueden asociarse a otras patologías como gastritis o úlcera péptica, la mayoría de pacientes tienen un diagnóstico de dispepsia funcional de carácter crónico.

Tanto la gastritis como la dispepsia comparten síntomas como malestar, dolor de estómago, náuseas, vómitos, eructos, ardor…

Dieta para Gastritis crónica o Dispepsia

La dieta para gastritis o dispepsia (de fácil digestión) se recomienda a pacientes con dolor y molestias crónicas de estómago, que empeoran después de comer. La incidencia de gastritis crónica y úlceras está aumentando en nuestra sociedad, algunos autores lo achacan al grado de estrés crónico al que estamos sometidos.

La dieta para gases o meteorismo (FODMAP) es muy útil en caso de dolor e hinchazón abdominal, que a veces se puede llegar a confundir con una apendicitis o un infarto. En ocasiones la sintomatología comienza tras el desayuno y el individuo se encuentra todo el día “inflado”.

  • Come con tranquilidad, sentado/a y en un ambiente favorable. Has de ser consciente del proceso de masticación. Evita comer de pie, por la calle o en comidas multitudinarias.
  • No consumas grandes raciones de los alimentos más problemáticos como los ricos en almidón (pasta, arroz, patatas, pan y legumbres), algunas verduras crudas o poco cocinadas, como la coliflor, las coles y la lechuga de hoja ancha.
  • Pon las legumbres a remojo toda la noche y échalas a cocer en agua fría. Algunos pacientes toleran mejor las lentejas cocidas en conserva (tienen menos fodmaps)
  • Las ensaladas con hojas amargas (endibias, berros, canónigos, etc.) mejoran la digestión y estimulan la función hepato-biliar.
  • Consume con más frecuencia kiwi y piña porque aportan enzimas digestivas que mejoran el rendimiento de la digestión.
  • Puedes tomar una infusión digestiva o relajante entre comidas, no bebas demasiado durante la comida para no diluir los jugos gástricos y dificultar la digestión.
  • Evita malas combinaciones de alimentos: féculas (pan, pasta, arroz, legumbres) con frutas ácidas, tomate, piña, yogur, azúcar o vinagre.
  • Aumenta el aporte de fibra, que por fermentación bacteriana en el colon genera ácido butírico que acidifica el intestino y favorece la función de la microbiota (flora intestinal).
  • La manzana y la judía roja reactivan las bacterias beneficiosas del intestino (microbiota), por lo que tienen actividad prebiótica.
  • Repuebla tu microbiota con un suplemento de probióticos y prebióticos, al menos tres veces al año.
  • Toma un vaso de agua templada con 2-3 gotitas de limón antes de desayunar. El limón diluido no genera acidez, al contrario, neutraliza el pH del organismo y activa el sistema gastrointestinal. Además es muy agradable de tomar.
  • La coca-cola, el café, el mate y el té son acalóricos, pero son potentes estimuladores de la insulina y de los proceso inflamatorios y del almacenamiento de grasa corporal, por lo que reduce su consumo.
  • Practica ejercicio moderado al menos un poco más de lo habitual. 40 minutos de caminata al día.
  • Intenta reducir el nivel de estrés pues provoca la misma respuesta fisiológica que la cafeína. Es recomendable practicar técnicas de relajación o yoga.
Hidden Content

Dieta para Gases o Meteorismo

Las personas con tendencia a gases suelen tener molestias recurrentes que se agravan en épocas de más tensión emocional o que descuidan la dieta. En muchas ocasiones las vísceras se encuentran contraídas y hay un predominio de microbiota de putrefacción.

Hay que diferenciar las molestias por gases de los dolores cólicos, de gran intensidad y que remiten por intervalos. Si las molestias se acompañan de diarreas frecuentes es conveniente acudir al médico, para descartar un síndrome de intestino irritable (SII), también conocido como colon irritable.

Un mismo alimento puede sentar mal de repente por el tipo de preparación culinaria, si se ha comido rápido,  se ha bebido mucho líquido durante la comida, llevas ropa ajustada, estás en una época de mucho estrés, o has discutido en el momento de la comida.

El primer paso consiste en eliminar la leche dos semanas y comprobar si disminuyen las molestias (así descartamos la hipolactasia o intolerancia a la lactosa).

Evita los alimentos más problemáticos como los azúcares sencillos (fructosa, lactosa, sacarosa) los ricos en almidón (pasta, arroz, pan y legumbres) y algunas verduras crudas o poco cocinadas, como la coliflor, las coles y la lechuga de hoja ancha.

Es importante observar los alimentos que provocan los gases e ir rellenando un diario dietético, para sacar conclusiones a medio plazo.

Prueba a desabrocharte el cinturón o el botón del pantalón mientras te sientas a comer. Cuando notes molestias, prueba a ponerte en cuclillas y/o date un ligero masaje en la tripa y si estás en casa puedes ponerte una bolsa de agua caliente o un paño calentado con la plancha.

Lleva siempre contigo un suplemento de enzimas digestivas de piña y papaya, para facilitar la digestión.

El jengibre es un buen tratamiento para combatir las malas digestiones que se acompañan de náuseas y vómitos. También ayuda a eliminar los gases y a mitigar los mareos. Además, reduce los niveles de triglicéridos y colesterol. La planta de jengibre también se emplea en afecciones respiratorias y actúa como laxante. Para preparar una infusión de jengibre, trocea una parte de rizoma y pulverízalo. Añade una cucharada sopera por cada taza de agua y deja hervir 3-5 minutos.

Toma 15 días a la semana este caldo depurativo. Te ayudará a activar hígado y vesícula, dos de las vísceras más implicadas en la digestión. Es una parte fundamental de tu dieta para gastritis.

Dieta FODMAP

En los casos en los que la dieta para gastritis crónica o dispepsia, no obtiene una mejoría sustancial, se pueden incluir pautas de la dieta FODMAP, que aunque originariamente está diseñada para personas con colon irritable o síndrome de intestino irritable, suele mejorar la sintomatología, pues propone la exclusión de alimentos fácilmente fermentables.

Si quieres te podemos ayudar con una dieta para gastritis, dispepsia o gases, adaptada a tus gustos y síntomas. Lo más difícil de la dieta FODMAP es diseñar los menús, y en eso somos expertos!!

Hidden Content

 

Referencias Dieta para gastritis:

Dieta Fodmap mejora SII. http://www.gastrojournal.org/article/S0016-5085%2813%2901407-8/abstract?referrer=http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24076059

Dieta occidental y FODMAPS.https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/j.1365-2036.2005.02506.x

Qué te ha parecido este artículo sobre dieta para gastritis y dieta FODMAP? Recuerda que nos puedes seguir a través de las Redes Sociales como Facebook, Twitter, Pinterest, Google +, Instagram o nuestro Canal de Youtube.