El etiquetado de los alimentos y bebidas es un tema recurrente, cada cierto tiempo sufre cambios para que sean más claros y aporten más información al cosumidor. La nueva modificación, Nutriscore, ha sido anunciada por la Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Socia, María Luisa Carcedo, este lunes 12 de noviembre de 2018, aprovechando que era el Día Mundial de la lucha contra la Obesidad. Nutriscore la nueva norma de etiquetado entra en vigor en 2019

Qué es Nutriscore

Muchos de los consumidores se quejan de que es muy difícil leer las etiquetas, tanto por el tamaño, como por el contenido, porque se necesita de un mínimo de conocimientos nutricionales para poder entenderlas.

Con este nuevo modelo, se implantará una etiqueta de 5 colores asociados a 5 letras (A, B, C, D y E) en funcicón de la calidad del alimento, siendo A la mayor calidad y E la de menor calidad. También se conoce como el logotipo de los 5 colores o 5C.

NutriScore parece a priori, un logotipo de fácil comprensión, con su uso debiera ser más fácil saber la calidad nutricional de la cesta de la compra.

Cómo se calcula Nutriscore

Para definir cómo va a ser la etiqueta de un producto se aplica un algoritimo que se empezó a desarrollar en Gran Bretaña en 2005. Este algoritmo es universal para todos los productos alimenticios y tiene “adaptaciones para bebidas, materias grasas y quesos”.

En cada producto se analiza el contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, calorías, fibra y proteínas, en base a 100 g de producto. Si quieres profundizar en este tema pincha aquí.

Cómo se interpreta Nutriscore

Ver si un producto que compras es más o menos “sano”, es tan fácil cómo ver qué letra está resaltada.  Al aplicar el algoritmo, se obtiene como resultado una letra que califica al alimento o bebida. La mejor letra es la A y la peor sería la E. Puedes ver cómo se presentará en la etiqueta en la siguiente infografía.

Nutriscore, los 5 colores que identifican la calidad de los productos y que dan un resultado final de valor nutricional.

Diferencias entre Nutriscore y otros etiquetados

ENL (Etiquetado Nutricional Evolucionado)

Divide los alimentos y bebidas en un semáforo de 3 colores: rojo, amarillo y verde que indican si un producto es mejor o peor en función de la cantidad de determinados nutrientes presentes en ellos. 

Sus impulsores han sido cinco gigantes de la industria: Nestlé, PepsiCo, Coca-Cola, Mondélez y Unilever, que pretenden adelantarse a una posible directiva europea.

El etiquetado ENL está basado en la ración y no en los valores por 100 g, por lo que puede generar confusión o contradicciones con otros sistemas de etiquetado y hace más difícil la comparación entre distintas marcas si no aplican el mismo sistema de etiquetado. 

CDO (Cantidad Diaría Orientativa)

Son recomendaciones generales para una persona tipo que realiza una actividad ligera o moderada. Para una mujer adulta se estiman en 2.000 kcal, para los hombres ascienden a 2.500 kcal. A partir de estos valores se estiman las cantidaes diarias recomendadas de los distintos nutrientes.

Ambos centran su análisis en cuatro y cinco nutrientes respectivamente, mientras que Nutriscore tiene en cuenta además, otros beneficios para la salud (fibra, proteína, cantidad de fruta, verdura, frutos secos y legumbres) y los ingredientes que se deben reducir o controlar (calorías, azúcares simples, grasas saturadas y sal).

Qué países usan Nutriscore en sus productos

En Francia, donde fue impulsado en enero de 2017, ya está presente en todos los supermercados. Se van a sumar Bélgica, Portugal y ahora también España.

Cuándo se va a implantar en España

La Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha asegurado que el año que viene (2019) va a ser obligatorio para todos los productos alimentarios de venta en España. En ese plazo estará aprobado el Real Decreto que modiificará la vigente ley del etiquetado.

Actualmente, la etiqueta frontal es un sistema voluntario que los estados europeos pueden utilizar o no, a pesar de que la OMS lo recomienda. En España ya hay algún supermercado que lo está aplicando, puedes ver en la foto cómo es el resultado final, seguro que una imagen vale más que mil palabras…

Ejemplo de cómo se verá una etiqueta usando nutriscore en los alimentos. Eroski

Conclusiones sobre el etiquetado frontal

Se estima que el 60% de los alimentos de la cesta de la compra son procesado o envasados. Esta nueva forma de etiquetar los productos es en principio positiva, es fácil de entender y eso redundará en una mejor salud.

Es posible que la industria alimentaria modifique la composición de sus productos envasados para mejorar su “clasificación nutriscore”, pues el consumidor, ante dos productos de la misma categoría, se decantará, a un precio similar, por el que mejor clasificación tenga. Es decir, el verde oscuro o el claro mejor que el naranja o rojo, lo que redundará en una mayor densidad de nutrientes y menor presencia de ingredientes menos saludables.

Paradojas del algoritmo Nutriscore

Como los valores se calculan por 100 g de producto y tiene mayor peso en el algoritmo, el valor calórico total del alimento, que las ventajas de las grasas saludables del aceite de oliva, aparecen ciertas incongruencias. Como puedes ver en la infografía tendría “mejor nota” una Coca-cola Zero que el aceite de oliva virgen extra.

Otro caso curioso son los cereales de desayuno y los zumos comerciales. Son altos en azúcares por lo que darían una puntuación mala (roja), pero por su contenido alto en fibra o en fruta, respectivamente, que les confiere puntuación verde, se quedan en la zona amarilla, lo que puede sugerir al consumidor que su consumo es recomendable.

En cualquier caso, aunque el etiquetado frontal implante este nuevo sistema, para que puedas elegir entre distintas opciones de alimentos procesados, por ejemplo entre dos tipos de yogur, te queremos recordar que lo mejor es que tu alimentación se base en alimentos frescos, naturales y de temporada, que no necesitan ninguna etiqueta.

Con el nuevo etiquetado, nutriscore no se tienen encuenta las grasas saludables por eso pueden aparecer algunas incongruencias.

 

Si te ha gustado este post déjanos un comentario. También nos puedes seguir en  FacebookTwitterPinterestGoogle +Instagram o a través de nuestro Canal de Youtube para ver más consejos.