La dieta para diverticulitis es necesaria para mejorar tu calidad de vida. La diverticulitis es una infección de una bolsa anormal (llamada divertículo) que se forma en la pared intestinal. Es bastante dolorosa y muchas veces requiere hospitalización.

La diverticulitis es una infeccion de una bolsa anormal formada en la pared intestinal,pero con la Dieta Coherente puedes paliar los síntomas que te produce

Dieta para diverticulitis. Fases 

La diverticulitis suele presentarse en dos fases, para ello la dieta para diverticulitis debe ser adaptarse a los síntomas.

Fase aguda

  • Evita las proteínas de la leche (leche, yogures y queso) y el gluten (presente en todos los cereales excepto en el maíz y en el arroz) pues, con frecuencia agravan los síntomas.
  • Evita: alcohol, café, azúcar (dextrosa, glucosa, maltosa, lactosa, fructosa, miel), hidratos de carbono refinados, grasas desfavorables (saturadas y trans), aditivos, colorantes y conservantes, alimentos procesados o muy elaborados.
  • Sigue una dieta pobre en residuos. Evita alimentos con mucha fibra: cereales integrales, legumbres, verduras, hortalizas, frutas y carne fibrosa. Procura no ingerir alimentos con semillas (tomate, kiwi, fresas, pan de cereales…) o quítalas antes de comerlos.
  • Evita irritantes: condimentos picantes, café, té, coca cola, alcohol…
  • No tomes líquidos a temperaturas muy frías o muy calientes.
  • Come tranquilo/a sin discusiones ni tensiones.
  • Mastica bien los alimentos y reposa después de las comidas.

Fase de mantenimiento

Cuando la fase aguda se controla, es necesario prevenir otro brote mediante la regulación del tránsito intestinal.

Aproximadamente el 80% de las células del sistema inmunitario se localiza en el intestino. Por ello es importante cuidar la microbiota (antes denominada flora intestinal), que ejerce una barrera de defensa activa contra los microorganismos y regula el tránsito intestinal. 

Las bacterias que forman la flora intestinal trasforman los hidratos de carbono solubles en ácidos grasos de cadena corta que sirven como alimento a las células epiteliales del intestino (enterocitos) y las reparan en caso necesario.

El salvado de trigo y el plántago ayudan en la producción de ácido butírico que es un nutriente para la mucosa del colon. 

En tu dieta para diverticulitis conviene aumentar el consumo de espárragos, espinacas, remolacha, queso de cabra, manzana rallada, cebolla y aceite de oliva de primera presión en frío, que aportan prebióticos, el alimento de la microbiota, también denominada probióticos.

alimentos prebioticos y dieta para diverticulitis.

Dieta para divertículos

Establece un horario fijo de 5-6 comidas:

  • En todas las comidas debe haber: proteína, grasa e hidratos de carbono.
  • Tres comidas principales y dos/tres tentempiés.
  • No dejes pasar más de una hora, desde que te levantas sin desayunar.
  • No dejes pasar más de 4-5 horas entre comidas.
  • Si pasan más de 3 horas desde la cena a la hora de acostarte, debes tomar un snack (tipo media mañana o merienda).

En ayunas agua con limón 

Para iniciar el vaciado intestinal y estimular la digestión, el hígado y la vesícula. Equilibra el pH, pues el ácido cítrico del limón diluido, genera un tampón citrato de carácter alcalinizante.

En el desayuno no tomes zumo

Al quitarle la pulpa a la fruta, se estimula la producción de insulina y se puede reactivar la inflamación intestinal.

Añade proteína a tus tentempiés 

La proteína (fiambres magros, conservas, paté vegetal, frutos secos, semillas…), también favorece el equilibrio de la hormona insulina.

En la comida sigue la regla del plato

  • 1/3 del plato de proteína.
  • 2/3 del plato de hidratos de carbono favorables.
  • Grasas insaturadas: aceite de oliva virgen extra, frutos secos, aguacate o aceitunas.
  • Si son hidratos de carbono menos favorables solo 1/3 del plato y cocinados al dente.

 

Gracias a la regla del plato de Dieta Coherente podrás seguir tu dieta para diverticulitis en cualquier lugar y manteniendo una alimentación saludable.

Antes de cenar toma el caldo depurativo

Incorpora este caldo depurativo a tu dieta para diverticulitis, todas las noches antes de la cena y te ayudará a depurar toxinas y mantener una dieta sana.

Toma durante 15 días una taza de este caldo depurativo. Pon en 2 litros de agua hirviendo sin sal: 2 puerros, 2 zanahorias, 1 calabacín pequeño, 1 rama de apio, 2 nabos, ½ repollo verde, tomillo, laurel, estragón, media lechuga. Mantén a fuego lento durante 40 minutos. Retirar los vegetales (puedes aprovecharlos para otra comida) y  el caldo que te sobre resérvalo en la nevera.

Consejos en tu dieta para diverticulitis

  • Practica ejercicio moderado, al menos un poco más de lo habitual.
  • Bebe de 1,5-2 litros de agua al día. Mejor fuera de las comidas.
  • Prepara los alimentos a la plancha, cocidos, al vapor, horno…. Evita preparaciones culinarias que incorporan mucha grasa: fritos, guisos, empanados, potajes, etc.
  • Puedes condimentar la comida (limón, vinagre, especias, pimienta…), para dar sabor a los platos.
  • Modera la cantidad de sal. En caso de retención de líquidos es recomendable la “sal sin sodio”.
  • La coca-cola (zero o light), el café, el mate y el té son acalóricos, pero son potentes estimuladores de la insulina y de la inflamación, por lo que reduce su consumo.
  • Intenta reducir el nivel de estrés pues provoca la misma respuesta fisiológica que la cafeína. Es recomendable practicar técnicas de relajación o yoga, además de seguir tu dieta para diverticulitis.

Quieres más recetas y menús adecuados para la diverticulitis?

Hidden Content

Menú dieta para diverticulitis (mantenimiento)

  Día 1 Día 2 Día 3 Día 4 Día 5 Día 6 Día 7
Desayuno
  • Vaso de agua con 2-3 gotitas de limón
  • Café descafeinado/té verde/infusión con bebida vegetal (avena, arroz, almendras…), edulcorar con stevia o sucralosa
  • OPCIÓN 1: 1 fruta, 2 lonchas de pavo y 3 nueces
  • OPCIÓN 2: 1 pan con tomate (40 g pan, 1 cuch, de aceite de oliva virgen extra, 1 rodaja de tomate natural y 1 loncha de jamón serrano)
Media mañana
  • OPCIÓN 1: 1 fruta, 1 loncha de jamón serrano y 1 nuez
  • OPCIÓN 2: mini bocadillo de fiambre magro (jamón serrano, jamón cocido, pavo, cecina o lomo ibérico) o de humus (paté de garbanzo)
  • OPCIÓN 3: 1 yogur y 3 avellanas
Comida Endibias al ajillo

 

Hamburguesa vegetal a la plancha

Judías verdes rehogadas (retira los hilos previamente)

Solomillo a la plancha

Melón con jamón

 

Pechuga de pavo a la plancha

Quinoa con champis Bacalao al horno con patatas Espinacas rehogadas

 

Bistec plancha

Lentejas vegetales
Merienda Igual que a media mañana
Cena Consomé

Merluza a la plancha

Ensalada de tomate

Queso fresco con miel

Crema de verduras

Lubina al horno

Alcachofas rehogadas

Pechuga de pollo a la plancha

Sopa de cebolla

Pez espada plancha

Tomates rellenos de atún  Menestra de verduras

Gallo a la plancha

Si te ha gustado este post sobre dieta para diverticulitis, o tienes alguna consulta, DÉJANOS UN COMENTARIO, estamos deseando hablar contigo e intercambiar ideas.

Puedes seguirnos en nuestras RRSS: FacebookTwitterPinterestGoogle +Instagram o nuestro Canal de Youtube para seguir todos nuestros consejos.