En este post exponemos la alimentación en Insuficiencia Renal. Una insuficiencia renal supone la pérdida de la capacidad funcional de los riñones. Existen dos tipos de Insuficiencia Renal, la Aguda (IRA) y la Crónica (IRC).

Las funciones del riñón son depurar la sangre y expulsar las toxinas y productos de desecho a través de la orina. Funciona como un colador, que filtra las partículas de mayor tamaño que vuelven a la sangre.

Sigue una alimentación en insuficiencia renal que se ajuste a tu patología.

Existe una dieta renal?

La dieta renal o la dieta para la insuficiencia renal, es un conjunto de indicaciones de alimentación en insuficiencia renal. El filtrado glomerular (FG) determina el daño renal.  Se considera Insuficiencia renal con un filtrado glomerular inferior a 60. Cuando la filtración glomerular es muy baja y el fallo renal es irreversible es necesario realizar diálisis o trasplante renal.

En la siguiente tabla puedes ver los grados de insuficiencia renal.

Estadio

Riesgo

FG

Riesgo aumentado

> 60 con Factores Riesgo

1

Daño renal con FG normal

>90

2

Daño renal con FG disminuido

60-89

3

FG moderadamente disminuido

30-59

4

FG gravemente disminuido

15-29

5

Fallo Renal

>15 ó diálisis

Síntomas de la Insuficiencia renal

Los síntomas más característicos de la insuficiencia renal son: sentirse más cansado y con menos energía, dificultad para concentrarse, poco apetito, problemas para dormir, calambres musculares por la noche, pies y tobillos hinchados por la acumulación de líquidos y orinar con mucha frecuencia, especialmente durante la noche.

Los pacientes diabéticos tienen un mayor riesgo de padecer insuficiencia renal. Sobre todo a partir de los 10 años de evolución de la Diabetes aunque se manifiesta clínicamente a los 20 años. El objetivo en estos pacientes es que la hemoglobina glicosilada sea menor de 6,5.

Otros pacientes de riesgo son los hipertensos, porque debido a la sobre tensión sobre las paredes de los vasos, estos se engrosan y hacen trabajar más al riñón. El objetivo en estos pacientes es mantener la tensión por debajo de 130/80 mmHg ó 125/75 mmHg. También es necesario mantener los niveles de colesterol LDL<100 mg/dl; colesterol total <175mg/dl y colesterol HDL>40 mg/dl.

Alimentación en Insuficiencia Renal

En los pacientes con insuficiencia renal se debe asegurar una ingesta adecuada de Kcal y proteínas y el mantenimiento de un peso saludable.

La alimentación en insuficiencia renal debe ajustar el consumo de proteínas pues debido a su alto peso molecular pueden «atascar el colador». La ración de carne debe ser de 100-125 gramos (pollo, ternera, cerdo, conejo, cordero) y la de pescado 140-150 gramos. Si aumentas la cantidad de proteína se puede descompensar el fósforo.

No están permitidos la sal, el azúcar, la bollería, el alcohol ni los rebozados. Sodio y potasio son los minerales más críticos. Calcio y fósforo deben ser supervisados.

El contenido de sal oculta en los alimentos la podemos clasificar como un semáforo según su cantidad. De esta manera podrás visualizar cuanta sal tomas. Alimentación en insuficiencia renal

Dieta para Insuficiencia Renal

En cuanto se diagnostica una insuficiencia renal se deben tomar las siguientes medidas alimentarias:

  • Consume lácteos semidesnatados ya que contienen menor cantidad de fósforo que los desnatados.
  • Reduce la ingesta de: carnes rojas, cordero, embutidos, mantequilla, pastelería y bollería industrial, comidas preparadas, aceite de palma, grasas hidrogenadas o trans.
  • Evita los alimentos ricos en sodio:
    • No añadas sal de mesa ni salsas comerciales.
    • Salazones, productos curados, comidas preparadas, conservas, encurtidos, sopas de sobre, pizzas…
    • Snacks y galletas (saladas y dulces)..

El potasio en la insuficiencia renal

Los riñones se encargan de mantener el nivel adecuado de potasio en sangre, en la insuficiencia renal es necesario reducir el consumo de algunos alimentos que pueden aumentar el potasio y producir los siguientes síntomas: debilidad, entumecimiento, hormigueo, incluso un ataque al corazón.

Pon a remojo tres veces antes de cocinar las verduras, hortalizas, setas y legumbres. Escáldalas 10 minutos y cambia el agua para cocerlas. No consumas el agua de cocción pues acumula mucho potasio. Para evitar que el alimento  quede duro, te recomendamos que cuando lo cambies de agua no le añadas agua fría. Ten preparada una segunda olla con agua hirviendo.

Sigue las siguientes indicaciones para reducir el potasio de la dieta:

  • Mejor verduras congeladas o en conserva y fruta en conserva o cocinada.
  • Consume las legumbres 1 vez/semana
  • En cuanto a la fruta mejor: melocotón, uvas blancas, pera, cerezas, manzana, mora, piña, ciruela, mandarina y sandía. Menos recomendables naranja, albaricoque, nectarina, uvas negras, kiwi, plátano, melón, grosellas, coco y ciruelas.
  • Mejor brócoli, repollo, zanahoria, coliflor, apio, pepino, berenjena, judías y habichuelas, lechuga, cebolla, pimiento, berros, calabacín y calabaza amarilla. Menos recomendables espárragos, aguacate, patatas, tomate o salsa.
  • Reduce el consumo de:
    • Algas. 
    • Legumbres: Soja seca, alubias blancas y negras.
    • Salvado de trigo.
    • Fruta y  frutos secos.
    • Chocolate y derivados lácteos chocolateados
    • Alimentos integrales.
    • Zumos de frutas naturales y envasados.

El fósforo en la Insuficiencia Renal

En la Insuficiencia Renal, el cuerpo no es capaz de eliminar el fósforo y los niveles altos en sangre provocan la expulsión de calcio de los huesos, debilitándolos y favoreciendo cálculos.

Para reducir el nivel de fósforo en sangre sigue los siguientes consejos:

  • ½ ración de lácteos al día. Si el paciente presenta niveles adecuados de potasio podría tomar bebida de soja o almendras.
  • Legumbres como plato único 1-2 veces/semana.
  • Consumo preferente de pescado blanco.
  • 1-2 yemas de huevo/semana.
  •  Reduce el consumo de:
    • Quesos, leche enriquecida y derivados lácteos chocolateados.
    • Pipas de calabaza, semillas de sésamo y tahín y soja seca.
    • Salvado y germen de trigo.
  • Modera el consumo de:
    • Frutas y frutos secos.
    • Guisantes frescos y congelados, champiñones, setas.
    • Cereales de desayuno: avena, muesli, bollería.
    • Pasta al huevo.
    • Vísceras y mollejas.
    • Pescados ahumados y salazones, mariscos, crustáceos, moluscos.
    • Pastelería, bollería, chocolate y cacao.
    • Productos integrales.

Existen quelantes o captores de fósforo, que funcionan uniéndose al fósforo que tiene la comida, formando un compuesto que no es absorbible por el intestino, evitando así su absorción. De esta forma pasa menos fósforo a la sangre. Es muy importante tomar estos medicamentos durante las comidas o inmediatamente al final de las mismas, algunos hay que masticarlos muy bien. Pregunta a tu profesional sanitario que medicación tomas para esto.

El sodio en la Insuficiencia Renal

Cuando los riñones no funcionan, el sodio y el líquido se acumulan en el cuerpo, causando inflamación en los tobillos, hinchazón, hipertensión, dificultad para respirar e insuficiencia cardiorespiratoria.

Sigue estos consejos para reducir el sodio de la dieta. Ten en cuenta que en la dieta occidental existe mucha  y sal oculta en los alimentos, como puedes ver en nuestro post.

Dieta para enfermedad renal crónica

Está indicada en los pacientes con enfermedad renal crónica que tienen disminución de al menos el 50% de la función renal y que con la regulación de la alimentación, de la medicación y de los hábitos de vida, se puede frenar la progresión de la insuficiencia renal y retardar la fase de diálisis o trasplante.

La alimentación en insuficiencia renal crónica debe seguir controlando los niveles de calcio, fósforo, sodio y potasio para ajustar la alimentación. También es conveniente supervisar los niveles de hierro para prevenir la anemia.

Se debe hacer una dieta baja en sodio, como comentamos en el artículo sobre sodio en los alimentos. Donde explicamos cómo reducir el sodio en casa y comiendo fuera.

Dieta en Hemodialisis

La alimentación en insuficiencia renal de personas con diálisis debe reducir la acumulación de toxinas y líquidos, pues estos pacientes suelen orinar muy poco. En esta fase no es tan necesaria la restricción de proteínas.

Cuando avanza la insuficiencia renal es importante restringir los líquidos al volumen de orina + 500-700 ml. En caso de ausencia total de orina se permiten 1000 ml/día.

En la diálisis peritoneal, al ser diaria hay menos restricciones, por lo que hay que individualizar según el balance de líquidos.

Para disminuir la sensación de sed, se debe beber sólo cuando se tiene sed y hacerlo en vaso pequeño. Es conveniente tomar la medicación con los líquidos de las comidas. Va bien añadir unas gotas de limón o vinagre al agua para estimular la salivación o masticar chicle sin azúcar. Evita los refrescos y zumos porque aumentan la sensación de sed.

Hidden Content

Si te ha gustado nuestro post de alimentación en insuficiencia renal, o tienes dudas con algún alimento en el que te podamos ayudar, déjanos un comentario y nuestros nutricionistas te responderán enseguida. Be coher!

Puedes seguirnos en nuestras RRSS, FacebookTwitterPinterestGoogle +Instagram o nuestro Canal de Youtube para seguir todos nuestros consejos.