La candidiasis crónica es una infección causada por una levadura de la familia de las cándidas. Hay unas 150 especies de cándidas como la Cándida Kruse, Cándida Glabrata, Cándida tropicalis, Cándida parapsilosis, etc. Sin embargo, la más común en nuestro organismo es la Cándida Albicans.

Las levaduras conviven en armonía con nosotros ya que aparecen poco después de nacer. Están presentes en piel, aparato genitourinario y digestivo. Su función es absorber metales pesados para que no lleguen al torrente sanguíneo y ayudan a degradar restos de carbohidratos mal digeridos. Estas levaduras junto con las bacterias mantienen el equilibrio del pH intestinal.

Para que las levaduras estén en equilibrio debes mantener en buen estado la microbiota (flora intestinal) y la flora vaginal. En ocasiones la candidiasis crónica, aparece después de la toma de antibióticos, o tras un bajón de defensas causado por estrés, mala alimentación o la toma crónica de otros medicamentos.

Sigue estos consejos para poder prevenir y tratar la candidiasis crónica

Factores desencadenantes de las infecciones por Candida

  • Beber agua del grifo, el cloro destruye la microbiota, lo que favorece el sobrecrecimiento de las levaduras.
  • El uso de medicamentos como antibióticos, cortisona o de anticonceptivos orales.
  • Enfermedades como la diabetes, enfermedades crónicas inflamatorias (artritis, fibromialgia), patologías autoinmunes, cáncer, VIH, personas con deterioro de las defensas.
  • Tabaquismo.
  • Estrés crónico que deprime las defensas por el aumento de cortisol.
  • Atracones de dulce por la ansiedad asociada al estrés.
  • Problemas afectivos.
  • La acidificación del cuerpo por la alteración del equilibrio ácido-base.
  • El embarazo por el aumento de progesterona y la alteración del pH.
  • Disminución de la secreciones digestivas (falta de ácido clorhídrico y de enzimas digestivas).
  • Problemas de higiene, por ejemplo el uso de jabones agresivos para la flora vaginal.
  • Falta de algún tipo de nutriente en la dieta o la mala combinación de ellos.
  • Exceso de carbohidratos refinados y/o azúcar que son el alimento principal de las cándidas.

Síntomas de la candidiasis crónica

Los síntomas de la candidiasis crónica son muy variados, y aunque a veces aparece la infección localizada en la boca, a nivel vaginal, uñas… no se debe olvidar que el origen suele ser intestinal.

Cuando las cándidas proliferan en el intestino, pueden cambiar su anatomía y fisiología mutando de levaduras a hongos, produciendo rizoides (o raíces muy largas) invasivos que pueden alteran la mucosa y causan excesiva permeabilidad, favoreciendo una mala absorción de los nutrientes que puede dar como resultado una desnutrición y afectación inmunológica.

Algunos síntomas son:

  • Depresión, ansiedad, puede aparecer irritabilidad.
  • Baja autoestima.
  • Cansancio incluso a pesar de dormir toda la noche. Pero también puede aparecer insomnio o sueño después de comer, así como sudoración nocturna.
  • Problemas para tomar decisiones por confusión mental.
  • Ansiedad por dulces y carbohidratos.
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar general.
  • Lengua blanca, seca y pastosa, aftas bucales, afonía.
  • Exceso de histamina, que agudiza las manifestaciones alérgicas, como dermatitis, pruritos, erupciones, rinitis…
  • Permeabilidad intestinal, gases y flatulencias, diarreas y/o estreñimiento.
  • Manos y/o pies más fríos que de costumbre.
  • Distensión abdominal que puede cursar con gases, ardor estomacal, reflujo o sensación de embotamiento. Pudiendo aparecer mareos y retención de líquidos.
  • Infecciones crónicas de los senos nasales, oídos o conjuntivitis.
  • Picores anales o vaginales.
  • infecciones del tracto urinario (cistitis).
  • Presencia de alimentos sin digerir en heces.
  • Dolores articulares y musculares.
  • Anemia, debilidad al saltarse una comida.
  • Hongos en las uñas de las manos o de los pies o uñas quebradizas.

Dieta para tratar la candidiasis

Si después de leer los síntomas de la Candidiasis Crónica crees que la puedes padecer, estos consejos te serán de gran ayuda:

1ª ETAPA: debilitamiento de las cándidas (1 mes)

Elimina productos con azúcar o sabor dulce como:

  1. Sacarina, miel, refrescos, cereales, bollería, postres, helados, chocolate.
  2. Frutas (mejor antes de comer).
  3. Lácteos.
  4. Alcohol.
  5. Levaduras (pan, pizza, bizcocho, etc.)
  6. Patatas y tubérculos, champiñones, setas y calabaza.
  7. Cacahuetes y pistachos.
  8. Vinagre, salsa de soja y té.
  9. Arroz y pasta blanca.

2ª ETAPA: Eliminación

Epatofluid Dieta Coherente: se puede empezar a tomar desde el inicio de la dieta.
Candisan Suravitasan: 2 cápsulas/8h, durante un mes.

3ª ETAPA:  Dieta preventiva

  • Establece un horario fijo de 5-6 comidas, teniendo en cuenta
  • En todas las comidas debe haber: proteína, grasa e hidratos de carbono.
  • Tres comidas principales y dos/tres tentempiés.
  • No dejes pasar más de una hora, desde que te levantas sin desayunar.
  • No dejes pasar más de 4-5 horas entre comidas.
  • Si pasan más de 3 horas desde la cena a la hora de acostarte, debes tomar un snack (tipo media mañana o merienda).
  • Toma un vaso de agua templada con 2-3 gotitas de limón antes de desayunar.

Si necesitas una dieta personalizada podemos ayudarte.

Hidden Content

No lo pienses más, únete al movimiento Coher y pregunta tus dudas a nuestro Nutricionista Online!