Procuras cuidarte y comer de manera ordenada, haces algo de ejercicio pero no consigues perder peso, incluso vas engordando un poco más cada año. En Dieta Coherente queremos darte 10 motivos por los que engordas sin darte cuenta para que le pongas remedio y consigas adelgazar de manera sana y equilibrada.

Identificar los motivos por los que engordas te ayudará a poner remedio y conseguir perder peso de una manera sana y equilibrada con Dieta coherente.

10 motivos por los que engordas

  1. No haces las 5 comidas te saltas la media mañana y la media tarde. El cuerpo necesita nutrirse cada 3-5 horas. Cuando comes 5 veces al día tu cuerpo se siente saciado y hará que no llegues a la comida o a la cena con un hambre voraz. Está comprobado que el ayuno engorda lo mismo que un plato de pasta, ya que de la siguiente comida el organismo aprovechará las calorías con más eficiencia.
  2. Te sobra estrés y/o ansiedad: son dos enemigos de la dieta, provocan «hambre emocional» y hacen que consumas comida basura o muy hipercalórica para calmar tu desasosiego. Por otra parte, activan la insulina, es decir, favorecen que tu organismo acumule más grasa y que tus depósitos no se quemen (inhiben la lipolisis). Este es uno de los motivos por los que engordas sin darte cuenta. Lo mejor es aprender a relajarse o realizar ejercicio físico para liberar endorfinas.
  3. Te atiborras a productos ‘light’ con edulcorantes. Estos productos aportan menos calorías, pero la reacción del organismo es la misma, activan la hormona insulina que favorece el almacenamiento de los alimentos en forma de grasa. Además light no significa libres de calorías, o que no engorden, simplemente que tienen menos calorías que las normales.
  4. No te mueves: además de la dieta, debes seguir un estilo de vida activo, no quiere decir que te apuntes a un gimnasio si no tienes tiempo o no te gusta. Camina, pasea, monta en bici, sube las escaleras a pie y haz 5-10 minutos de tonificación muscular al día, así contrarrestarás uno de los motivos por los que engordas.
  5. Duermes poco: cuando duermes mal o trasnochas tu metabolismo y tus hábitos alimentarios se ven alterados. Se estimula la conversión de calorías en grasa y el apetito.
  6. Te saltas el desayuno: cuando te levantas  debes reactivar tu metabolismo y nada mejor que un desayuno equilibrado (y salado) para empezar el día. Debe contener proteína, grasa favorable e hidratos de carbono y no dejes pasar más de una hora desde que te levantas hasta que desayunas.
  7. Comes distraído: en Dieta Coherente recomendamos que el momento de la comida debe ser especial, tienes que darte cuenta de lo que comes, disfrutarlo, saborearlo y ser consciente de cada bocado. Si estás comiendo con el móvil, leyendo, viendo la tele, etc… hará que tu mente se disperse y no seas realmente consciente de lo que has comido. Según un estudio del Diario Americano de Nutrición Clínica, las personas que comen distraídas suelen ingerir hasta un 50% más de calorías.
  8. Apetito emocional: seguro que alguna vez te has dejado llevar por el hambre emocional que llega de repente y que hace que te comas todo lo que que cae en tus manos. Después te sientes tan culpable que decides no cenar con lo que se suman los efectos de la comida hipercalórica y del ayuno prolongado, una doble falta. Por si esto fuera poco, la culpabilidad te genera estrés que también estimula la insulina y el almacenamiento de grasa, metiéndote en un círculo vicioso.
  9. No bebes suficiente agua: tu organismo acumula toxinas que deben ser expulsadas por la orina, heces, piel o a través de la respiración. Beber  agua o infusiones es un hábito que hay que practicar. Curiosamente, cuánto más bebes, más sed tienes, ya que el organismo se acostumbra fácilmente a los buenos hábitos y le gusta estar hidratado.
  10. Comes de noche: es un hábito muy común, justo antes de irse a la cama tomar algo dulce o caliente, como chocolate, galletas, leche… Es mejor que tomes algo salado como fiambre magro con una fruta o con un pedacito de pan, de menor carga glucémica.

Si tienes cualquier duda de cómo debe ser tu dieta online para perder peso y qué hábitos debes modificar, puedes dejar un comentario y nuestro Nutricionista Online te ayudará. Recuerda comer variado, aprovecha los  productos de temporada, pues están llenos de nutrientes y a un mejor precio estupendo. Así tu dieta será sana y equilibrada.

Qué te ha parecido este post sobre motivos por los que engordas? DÉJANOS UN COMENTARIO

No lo pienses más, únete al movimiento Coher!