El tejido graso o adiposo tiene muchas funciones, amortigua algunas zonas delicadas de tu cuerpo (glándulas mamarias), acumula energía y regula la temperatura corporal. Esta última función la realiza la grasa marrón o parda, que recibe este nombre por su tono más oscuro; produce el 20% del calor corporal, quema energía para elevar su temperatura cuando hace frío.

La grasa marrón o grasa parda es tu gran aliada para perder peso ya que su función es quemar energía (calorías) para elevar la temperatura del organismo cuando hace frío.

Qué es la grasa marrón o grasa parda?

Hasta hace poco cuando se hablaba de grasa corporal, te imaginabas que se refería a la grasa que se acumula en ciertas partes de tu cuerpo, normalmente cintura, vientre y caderas y que es poco favorecedora. Hoy sabemos que no toda la grasa que tienes es mala.

Esta grasa marrón o grasa parda se creía que sólo estaba presente en los recién nacidos, pero en la actualidad está confirmado que los adultos tenemos unos 100 g en la zona clavicular e intervertebral, hasta el punto de considerarla como “un órgano más”.

Hoy en día se sabe que la grasa marrón ayuda a regular el peso y el azúcar en sangre, aspecto este prometedor para las personas con sobrepeso y diabetes tipo 2.

Aumentando el gasto metabólico basal puede suponer una pérdida de masa grasa de hasta cinco kilos al año, ya que se queman así el doble de calorías al hacer la digestión que sin activar esta grasa marrón.

La grasa marrón o grasa parda, contiene muchas mitocondrias, las centrales energéticas de las células

La presencia de grasa parda varía mucho de unos individuos a otros en función del sexo (suele haber más grasa marrón en mujeres que en hombres), la edad (su cantidad decrece con los años) y el peso y nivel de glucosa en sangre (hay un mayor porcentaje de grasa parda en individuos con un peso saludable y niveles normales de glucemia).

En resumen, el tejido graso pardo o marrón, activa la termogénesis, es decir “quema” o transforma los triglicéridos y la glucosa de la sangre en energía, lo que la convierte también en un posible arma terapéutica contra la diabetes.

Cómo activar la grasa marrón o grasa parda?

Si consigues activar la grasa marrón o grasa parda, disiparás más energía en forma de calor. Los científicos están buscando alimentos con mayor contenido en grasa parda y los genes implicados en su activación para modularlos a través de fármacos o complementos nutricionales que mantengan activo más tiempo el tejido graso marrón o que transformen la grasa blanca en marrón (browning).

El objetivo es que el organismo gaste más energía, facilitando que alcances y mantengas el peso ideal. Lo más importante es que, cuanto mayor sobrepeso, menor cantidad de grasa marrón, por lo que lo primero que debes hacer para activarla es perder peso con una dieta sana y equilibrada como la Dieta Coherente.

Parece que el ejercicio activa la transformación del tejido graso blanco en magro, así que ya sabes, sigue un estilo de vida más activo:

  • El corazón cuando late con intensidad segrega hormonas conocidas como péptidos natriuréticos que activan el tejido adiposo pardo o  marrón.
  • Cuando el músculo se contrae segrega mediadores hormonales como la irisina que transforma la grasa blanca en parda.
  • El ejercicio físico en la infancia y adolescencia programa tu tejido graso pardo para tener un mejor perfil cardiovascular en la edad adulta.

Come las manzanas y peras con piel. Parece que el ácido ursólico de su piel activa la grasa marrón.

El frío activa el sistema nervioso simpático, segrega catecolaminas que activan la grasa parda. Por eso no subas demasiado el termostato de la calefacción en tu casa.

Últimamente están surgiendo dietas que se aprovechan de estos descubrimientos como la dieta del hielo, del estadounidense Brian Weyner, basada en que el cuerpo para poder derretir el hielo necesita quemar calorías. Por ello también  Michael Symonds de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nottingham, recomienda tomar sorbetes, helados, polos y cubitos de hielo.

Existe otro tipo de grasa de más reciente descubrimiento, la grasa beige o brillante que produce menos energía que la parda y su mecanismo de acción todavía no está claro. Las células de la grasa beige o brillante se distribuyen a través del tejido adiposo blanco, en diferentes lugares del cuerpo. Parece que son adipocitos con grasa blanca que se ha transformado en marrón, por la irisina que se libera durante el ejercicio. 

Se abren años esperanzadores para aproximarnos a los factores desencadenantes del sobrepeso, la obesidad y la diabetes, si quieres activar estos tejidos te damos consejos en nuestro siguiente post: 18 consejos para quemar grasa.

Si tienes alguna consulta o cualquier reflexión déjalo en comentarios y nuestros Nutricionistas Online te contestarán.

Recuerda que nos puedes seguir a través de las Redes Sociales como Facebook, Twitter, Pinterest, Google +, Instagram o nuestro Canal de Youtube.

Si quieres llevar todos estos consejos en la palma de tu mano bájate gratis nuestra app a tu dispositivo móvil y disfruta también de todas nuestras recetas!

No lo pienses más, únete al movimiento Coher!