No son muchos los “superalimentos” existentes en la naturaleza. Y el aceite de coco es uno de ellos. Su combinación única de ácidos grasos puede tener profundos efectos en tu salud. En este post te comentamos sus propiedades en colaboración con nuestra amiga Natalia Olivares, editora y redactora de la Web Nutrición sin Más.

El aceite de coco es una de las fuentes de grasa más interesantes: un 90 % de sus ácidos grasos son saturados (1). Pero no son las grasas saturadas comunes que se encuentran en el queso o en las carnes rojas, sino que contienen triglicéridos de cadena media.Usa aceite de coco en tu dieta y te ayudará a perder peso. Dieta sana

Estas grasas van directamente al hígado y son usadas como una fuente rápida de energía o convertidas en cuerpos cetónicos, que reducen el apetito y ayudan a perder peso.

En Tokelau, en el Pacífico Sur, el coco ha sido un pilar de la dieta durante muchas generaciones. Más del 60% de las calorías que consume la población de Tokelau proviene de los cocos y son los mayores consumidores de grasas saturadas del mundo. Su salud excelente, sin evidencias de enfermedad cardíaca (2).

Entre las características del aceite de coco cabe destacar éstas 6

1. Quema grasas, en especial las del abdomen

Es especialmente efectivo en reducir la grasa abdominal y la que rodea los órganos. Ésta es la grasa más peligrosa a nivel cardiovascular.

En un estudio con 40 mujeres con obesidad abdominal, se les suministró 30 ml de aceite de coco al día, redujeron significativamente el índice de masa corporal y la circunferencia de la cintura en 12 semanas (1).

Otro estudio con 20 hombres obesos notó una reducción en la circunferencia de la cintura de 2.86 cm tras cuatro semanas consumiendo 30 ml de aceite de coco al día (2).

2. Aumenta el gasto energético

Los triglicéridos de cadena media en el aceite de coco aumentan el gasto energético cuando se comparan con la misma cantidad de calorías provenientes de grasas de cadena más larga (3).

Otro estudio halló que 15-30 g de triglicéridos de cadena media al día pueden aumentar el gasto de energía diario en un 5 %, lo que equivale a 120 calorías (4).

3. Reduce el apetito

Sus ácidos grasos se transforman en cuerpos cetónicos (5). En un estudio, se le suministraron diferentes cantidades de triglicéridos a seis hombres saludables. Los querecibieron la mayor cantidad de triglicéridos de cadena media  consumieron 256 kcal menos por día (6).

4. Protege frente a bacterias, virus y hongos

Casi la mitad de los ácidos grasos en el aceite de coco son ácido láurico. Cuando se digiere, se forma un monoglicérido llamado monolaurina. El ácido láurico y la monolaurina debilitan patógenos como bacterias, virus y hongos (7).

5. Reduce el colesterol

Frente a lo que se pensaba las grasas del aceite de coco mejoran al perfil lipídico: elevan el colesterol «bueno» HDL  y mejoran el LDL (8) -estudio con 40 mujeres, en comparación al aceite de soja (9)-.

6. Aplicaciones terapéuticas

En niños epilépticos resistentes al tratamiento una dieta cetogénica a base de aceite de coco mejora la evolución.

Mejora la sequedad de piel en personas con dermatitis (10). Aplicado sobre el cabello bloquea un 20 % los rayos ultravioletas del sol (11).

Diversos estudios demostraron mejoras en las funciones cerebrales en pacientes con Alzheimer leve (12, (13).

Recuerda que nuestro Nutricionista Online te recomienda seguir una alimentación variada para llevar una Dieta Coherente y perder peso de una manera sana y equilibrada.

No lo pienses más, únete al movimiento Coher!

 

Conoce la Dieta personalizada para adelgazar